ComoSucedio.com

Uno de los acusados de matar a Lesandro Guzmán pensó “que solo sería una pelea callejera”

7


El miembro de la pandilla Los Trinitarios que aparee en el video arrastrando a Lesandro (Junior) Guzmán Feliz, para sacarlo de una bodega para que el resto de la banda le pudiera atacar y apuñalar, admitió que participó en el ataque, pero aseguró que desconocía que sus amigos tuvieran armas blancas y que el desenlace fuera la muerte del chico.

Las declaraciones de Kevin Álvarez, de 19 años, fueron publicadas en el diario Daily News de Nueva York, donde confesó ser el tipo con sombrero negro, camiseta blanca y pantalones vaqueros vistos en la grabación sacando con ambas manos al joven de 15 años de la tienda, pero dice que no sabía que sus amigos tenían machetes y cuchillos y no creía que fueran a matarlo.

“Pensé que iba a ser una pelea cuando salí de la tienda y di media vuelta y vi los machetes”, dijo Álvarez durante una entrevista de una hora en la cárcel.

Alvarez, nativo del Bronx con un hijo de 3 años, pensó que se dirigía a una fiesta con algunos muchachos con los que recientemente comenzó a salir. Sabía que eran trinitarios, incluso sabía que se sabía que portaban machetes, pero dice que no estaba involucrado en la notoria pandilla dominicana.

Justo ese día había conseguido un trabajo como obrero de la construcción, atando varillas corrugadas, confesó en la entrevista.

“Acababa de pasar la entrevista antes de esa noche cuando todo sucedió”, dijo. “Tenía beneficios, vacaciones pagas”, entre otros.

Narró que iba conduciendo a la fiesta con algunos de los otros sospechosos en el caso, cuando vieron a Lesandro entrar en la bodega desde la calle.

“Vamos, solo vamos a pelear”, dijo que le dijo al adolescente mientras lo sacaba de la tienda. El dueño de la bodega le dijo que lo llevara afuera, dijo.

“No lo sabía”, dijo. “Solo vi (los cuchillos) cuando salí de la tienda. Retrocedí y levanté los brazos. Les grité que se detuvieran”, dijo.

“Cometí un error al estar allí”, dijo. “Pensé que solo iba a ser una pelea”. “Nunca había visto algo así antes de que fuera traumático”. “No puedo dormir aquí a veces”, dijo Álvarez.

Álvarez retrocede y no aparece en el video otra vez. Dijo que no sabía que el chico aspirante a policía había muerto hasta que una amiga se lo hizo saber.

Expresó que cuando se enteró de la muerte de Lesandro se encontraba en el trabajo, lloró y se fue. Buscó un abogado y se entregó.

Dijo que teme por su vida, ya que ha sido amenazado por otros reclusos y que un oficial de corrección le dijo: “Dejaré la puerta abierta (para que otros reclusos puedan atacarlo)”.

Manifestó que: “Yo estaba en el ejército, pero estaba tan asustado. La gente piensa que soy un monstruo. Me quieren muerto, quieren que me vaya”.

Álvarez, quien ahora enfrenta cargos de homicidio, asesinato y asalto a pandillas, dijo que tenía esperanzas para el futuro, pero ahora solo quiere huir del país.

“Si salgo… me llevo a mi familia y me voy. Iré a Canadá”. Añadió: “Encontraré nuevos amigos, que sean como yo. Sé que ya no puedo hacer mucho más y será difícil encontrar un trabajo”.

Comments are closed.