ComoSucedio.com

Irán desde hoy tras los vendedores de «Monday» fatal

Desde hoy supervisará los establecimientos de expendio en las principales ciudades del país para tratar de erradicar la venta de clerén.

111
JHENERY RAMÍREZ / SHADDAI EVES
Santo Domingo, RD

La mayoría de personas que producen y distribu­yen las bebidas alcohó­licas adulteradas tienen conocimiento de lo que es­tán comercializando y so­lo algunos pocos pudieran ser sorprendidos con que esto que están vendiendo afecta la salud de los do­minicanos.

Debido a esta situación, a partir de este miércoles y hasta el sábado en la ma­ñana, el Instituto Nacio­nal de Protección de los Derechos del Consumidor (ProConsumidor) inicia­rá un operativo en el Gran Santo Domingo, Santiago, San Pedro de Macorís y San Cristóbal para inspec­cionar si las bebidas que ofrecen estos estableci­mientos están adulteradas para luego sancionarlos de acuerdo a la normativa de esta entidad.

El anuncio lo hizo el di­rector de la entidad, Eddy Alcántara, quien agregó que ya para finales de este mes en todas las provincias del país se espera que se ha­ya realizado la inspección correspondiente.

Alcántara añadió que quienes comercializan las bebidas adulteradas lo ha­cen por las ganancias que les genera a pesar de que violentan la Ley 358-05 de Protección de los Derechos del Consumidor o Usuario.

Cierre de negocios y sometimiento judicial
“Vamos a cerrar el estable­cimiento y a llevar a la justi­cia a todo el responsable de que ese producto se venda en los establecimientos ins­peccionados”, comentó.

Recalcó que a pesar de que tiene poco tiempo en su cargo, hará lo que le co­rresponde hasta erradicar totalmente la situación, por lo que este martes sostuvo una reunión con la subdi­rección del Departamento Legal de la Dirección Gene­ral de Impuestos Internos (DGII) para intercambiar informaciones con relación a las denuncias de alcohol adulterado y empezar a dis­cutir las sanciones que se to­marán en los casos más re­cientes.

Venta en Las Cañitas
El alcohol adulterado es dis­tribuido en envases de un galón a personas o estable­cimientos que lo comercia­lizan en botellas de vidrio y plásticas, sin rotulaciones, dificultando el rastreo para las autoridades.

Desde la madrugada del sábado en la calle 12 de Las Cañitas, murieron consecutivamente cinco personas a causa de una intoxicación que se pre­sume se trataba de clerén adulterado.

Las víctimas fueron iden­tificadas como Johnny Montero, de 42 años; Be­lkis Germán, de 52; José Aquiles Francisco “Joselo”, de 41; Luis Corporán, de 67 años y Heriberto Hernán­dez, de 69 años.

Los familiares y vecinos de Johnny Montero cuen­tan que murió luego de ser trasladado al hospital a cau­sa de unos fuertes dolores en el pecho y vista borrosa.

Johnny era herrero en el sector y tenía cuatro hijos, contó su esposa a periodis­tas de este diario.

Mientras que Belkis Ger­mán fue hallada muerta el día después que falleció Jo­hnny.

Previo a su muerte, los vecinos relatan que cuando se enteró de la muerte de su compañero Johnny, vocife­ró que “ella también iba a morir porque consumió de ese mismo alcohol barato”.

“Ella ayer (el domingo) en la mañana tomó un po­quito, al rato se sentía mal, se acostó y ahí quedó”, na­rró Wanda, hija única de la víctima, quien además re­clamó que el cuerpo de su madre no ha sido entrega­do a pesar de que saben de qué murió

SEPA MÁS
Salud Pública alertó peligro
Once muertes.
Ante un nuevo brote de intoxicaciones con me­tanol a través del consu­mo de bebidas alcohóli­cas adulteradas surgido durante la Semana San­ta, el Ministerio de Sa­lud Pública actualizó la alerta epidemiológica emitida el año pasado, ante un brote similar, y pidió a los jóvenes abste­nerse de comprar bebi­das ilegales.

Por consumo de clerén al menos 11 personas murieron y 25 fueron hospitalizadas. Los ca­sos se han registrado en diferentes sectores de la capital

Comments are closed.